La quiropráctica aumenta su nivel académico

El año escolar termina y llegan los exámenes finales.

El estrés no es una situación a la que pueden llegar sólo adultos. Los escolares y universitarios también lo tienen.

Los estudiantes sufren estrés mental con situaciones que los agobian, como por ejemplo, la cantidad de exámenes durante las últimas semanas de curso, la decisión de lo que quieren estudiar en el futuro, la necesidad de una nota alta para obtener las mejores calificaciones y poder estudiar lo que decidieron, la presión de su entorno social, incluso la que sin querer muchos padres les provocan.

Pero no nos olvidemos del estrés físico debido a la mala postura adoptada a lo largo del año para estudiar, y las malas posturas que tienen con el móvil, las videoconsolas…. durante horas y horas.

Estos dos tipos de estrés, mental por el agobio y físico por las malas posturas, son causantes del dolor cervical, lumbar, de cabeza, migrañas, dificultad para dormir, irritabilidad… dificultando así su concentración para estudiar.

El objetivo de los cuidados quiroprácticos en estos momentos tan decisivos en sus vidas es el de que la columna vertebral y el sistema nervioso estén en óptimas condiciones, eliminando los síntomas causados por el estrés.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Deja un comentario