Sin la quiropráctica no podría terminar la temporada…

 

camarera-pisos imag1764

En España hay casi 100.000 trabajadoras encargadas de la limpieza de las habitaciones de los hoteles.

En Mallorca tenemos a gran parte de ellas.

Nuestras usuarias, camareras de pisos, nos cuentan que hasta que vinieron al quiropráctico seguían trabajando a base de pastillas o, peor aún, tenían que darse de baja.

Debido a la cantidad de habitaciones que tienen que limpiar en un tiempo insuficiente, la falta de descansos, el mobiliario tan pesado que tienen que mover continuamente para limpiar y el tener que hacer tantísimas camas diariamente, provoca que la gran mayoría de trabajadoras sufran problemas lumbares y cervicales, hernias discales, tendinitis, artrosis; además de estrés y ansiedad.

En definitiva están hechas polvo, van sobrecargadas de trabajo y el cuerpo les pasa factura. Casi ninguna llega trabajando a la edad de la jubilación.

El quiropráctico Jake Smith busca las vértebras desajustadas provocadas por el estrés físico y mental alineándolas para que la columna vertebral y el sistema nervioso estén en óptimas condiciones, eliminando así los síntomas causados por el estrés.

Con la quiropráctica  se sienten mucho mejor, tienen menos dolor, más energía, más vitalidad, mejor humor…

 Ellas son las auténticas estrellas de los hoteles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *